miércoles, 22 de julio de 2009

Rivetheads

La tradución literaria serían cabeza remachada, pero es más conocido como Industrial gótico.

Como todos sabemos, el industrial se diferencia musicalmente del gótico por tener una base electrónica donde los sonidos eran cercanos a máquinas, repeticiones y modificaciones de sonido.

Estéticamente también hay una gran diferencia tanto en el goth como en el cyber. Los rivetheads (o industrials) visten de una forma muy militar: botas, pantalones militares y camisetas (generalmente negras, sin mangas o de rejilla).

Como complementos pueden utilizar máscaras antigas, guantes de cuero, púas, cinturón de balas o las típicas lentillas azules...pero siempre sin demasiado color (a diferencia de los cybers). Incluso pueden llevar chalecos antibalas.

Las chicas suelen llevas las mismas botas metálicas, medias rotas y falda, con un corsé también metálico.

El pelo suele ser largo, negro y liso, rapado por un lado o directamente cresta (tanto el mohawk, como el death hawk que es la cresta caidonga de los postpunkis/deathrockeros). Se dan casos de dos o tres crestas incluso en la cabeza.




viernes, 10 de julio de 2009

Bodycon


Posiblemente una de las grandes revoluciones urbanas del país nipón fué el bodycon (ボディコン ). Como suele pasar en varios términos japoneses, es una contracción de body conscious, es decir, consciente del cuerpo.


Su aparición fué más o menos al final de los 80, más concretamente en 1986, quizás en Osaka.

Se trataba de unas chicas que se empezaron a dar cuenta que Japón estaba cambiando, modernizando, al igual que su sociedad. Los cánones de comportamiento clásicos japoneses dicen que una mujer debe ser sumisa en el matrimonio (también se tiene que casar y ser ama de casa). Pero se dieron cuenta que también tenían poder en la relación.

Esa necesidad de cambio fué la que originó la revolución: emepezaron a comprar ropa muy cara (en Rocky America), pero a la vez muy sexy y provocativa. Minivestidos, botas altísimas con tacones, pantalones de tiro bajo, tops para enseñar el ombligo.

Adoraban la ostentación (se compraban joyas tan caras como elegantes) y las marcas haute couture occidentales como Chanel o Dior.

El sitio de reunión más famoso eran las discotecas, sobretodo la Juliana's Tokyo (tambien son conocidas como Julianas), una discoteca enorme que incluía grandes plataformas, donde se subían a bailar provocadoramente, eran go-gós amateurs. Muchas de ellas después encontraron trabajo de eso.

Un complemento ideal para hacerlo eran los abanicos, más grande de los normales, tanto de plumas como dibujados, de colores chillones.


En los años 90, la continua progesión de Japón hacia occidente, hizo que desaparecieran, pero sembraron lo que más tarde serían las gyarus.


"Visto así porque quiero. Sé que llevar estos mini vestidos no me va a dar un bonito apartamento ni me va a convertir en presidenta de ninguna compañía. Visto así porque es divertido"

jueves, 9 de julio de 2009

The melbourne shuffle

El shuffle es un estilo de baile en Melbourne (Australia) en los 90, cuando empieza el movimiento rave. Se bailaba inicialmente con la música trance y el techno. Más tarde salió de las raves underground para empezar a ser un fenómeno de masas.





Los adictos a este baile se suelen juntar en shuffles crews, en grupos, que después compiten en eventos creados específicamente.

Como en todo, hay subgéneros del shuffle, en este caso sólo 3:

  • Shuffle old-school: El estilo que se bailaba en los 90 en Melbourne, aún sigue vigente.
  • Shuffle hardstyle: Creado por los malasios, es mucho más dinámico y agresivo, los movimientos son más rápidos, etecé.
  • Soft Shuffle: Más relajado y elegante.

El baile se basa en tres movimientos básicos: el runing man, el T-Step y los Hat tricks.

  • El runing man sería andar sin moverse (nuestro querido MJ lo hacía en sus conciertos) pero incluso simular que se suben escalones.
  • El t-step es una serie de movimientos que simulan hacer una T con los pies.
  • Y los hat tricks hace referencia a un complemento que suelen llevar los shufflers, el gorro, utilizándolo para hacer movimientos con los brazos.

Tambien pueden hacer giros y algún salto para decorar el baile.

Su estética se basa en una camiseta, generalmente de colores neón (a conjunto con el pantalón) o simplemente una con el logo de la crew que pertenece. Lo más característico serían los phats, unos pantalones muy amplios, que casi no dejan ver los zapatos, dando la sensación de que levitan o exagerando el deslizamiento (incluso pueden untarse la suela con harina o pegar un plástico para facilitarlo).

Los pantalones suelen llevar unos dibujos reflectantes, bastante grandes, así como complementos como tirantes o cintas forsforito para brillar a la mínima luz que haya.

Suelen costar unos 100 euros.

miércoles, 8 de julio de 2009

Últimos capítulos de cabo a rravo.

Como os prometí, dejo los últimos capítulos de Cabo a Rravo. El capítulo cinco vendría a ser una recopilación de tomas falsas y de material no incluido en los vídeos, mientras que el seis es el doble de largo que un capítulo normal. Espero que los disfrutéis.








______________________________________________________

sábado, 4 de julio de 2009

Akiba- kei y otakus

Todos sabemos que en territorio occidental el término otaku hace referencia a un apasionado del manga y anime, así como de la cultura nipona.

En Japón, otaku (おたく/オタク) tiene una connotación negativa, vendría a significar maniático. El Otaku japonés no hace referencia sólo a obsesionados del manga, si no tiene una similitud con el freak o friki occidental, es decir, alguien fanático de un tema ( pasokon Otaku vendría a ser fan de los ordenadores, etecé).

Los Otakus suelen rondar por el barrio de Akihabara, un distrito de Chiyoda, en Tokio. Es el barrio tecnológico por excelencia, además de poseer una gran cantidad de anime, manga y merchandising de dichas series. Por eso es apodada Electric Town.

Así pues, Akiba-kei viene a significar Estilo Akihabara y es utilizado en un sentido elitista y superior, algo así como geek chic, es decir, lo más de lo más de Akihabara.

Los Akiba-kei suelen vestir igual que los otakus en Japón, es decir, camisa, pantalón chino, zapatos y los complementos que nunca fallan: gafas, mochila repleta de comics, manga o gadgets electrónicos recién comprados y un reloj digital.